Caja Rural eleva su beneficio y el compromiso con su gente


El proyecto de Caja Rural de Jaén tiene el respaldo unánime de sus socios. Ayer, a mediodía, comenzó la asamblea anual en la entidad financiera de la provincia en la que se presentaron las cuentas y se ratificó el firme compromiso con la provincia. Los números son buenos y, además, la filosofía es impulsar a Jaén, por lo que los representantes de los 46.114 socios que tiene la cooperativa de crédito de la provincia dieron el visto bueno.

El presidente, José Luis García-Lomas Hernández, fue el encargado de abrir la asamblea. Hizo un repaso a la situación económica, aunque dejó claro que se siente orgulloso de la implicación que tiene Caja Rural de Jaén con los proyectos económicos, sociales y culturales que redundan en su tierrra. El director general, Enrique Acisclo, fue el encargado de detallar las grandes cifras de la cooperativa de crédito y de describir el contexto económico. Los tipos de interés actuales hacen que ganar dinero no sea nada sencillo, por lo que insistió en la importancia de la actividad comercial que desarrolla Caja Rural de Jaén y en la necesidad de cobrar por los servicios que presta. Las plusvalías de las inversiones, el flujo económico que consigue con su sólida implantación, la cercanía con sus clientes y la confianza que genera se muestran como los principales pilares.

Caja Rural de Jaén cuenta con 154 oficinas y una plantilla de 486 trabajadores. Está sustentada en 46.114 socios y dispone de una voluminosa cartera de clientes, que se sitúa en 339.502 personas o, lo que es lo mismo, la mitad de los habitantes de la provincia —si se tienen en cuenta hasta los niños— cuenta con una vinculación con Caja Rural de Jaén.

LAS GRANDES CIFRAS. La asamblea de socios conoció que el beneficio fue de 12.191.000 euros después de conseguir un resultado neto de 13.760.000, lo que representa un incremento del 10,47%. Además, lo hace con un margen de intereses de 50.033.000 euros y un margen bruto de 69.185.000 euros. Asimismo, la prudencia a la hora de acometer inversiones y la solidez de la empresa bancaria hacen que mantenga un gran control del riesgo, ya que la tasa de morosidad se encuentra en el 8,06%, lo que está muy por debajo de la media del sector financiero. No obstante, Caja Rural de Jaén ha realizado importantes coberturas. Por otro lado, mantiene un ratio de eficiencia del 54,59% y un ratio de solvencia del 13,86%. Si se repasan los grandes números de Caja Rural de Jaén se constata que el balance de sus activos se sitúa en 3.009.497.000 euros, mientras que su patrimonio neto asciende a 244.495.000 euros. La inversión crediticia es importante. De hecho, atiende todos los proyectos viables que impliquen el desarrollo económico y social de la provincia. Los créditos a la clientela se sitúan en 1.561.273.000 euros, mientras que los depósitos ascienden a 2.412.203.000 euros.

La asamblea de Caja Rural de Jaén también sirvió para renovar algunos cargos del consejo rector y repasar algunos de los sistemas de control que mantiene la entidad financiera dentro del sistema regulatorio que establece el Banco de España. No obstante, quedó claro que los socios respaldan las cuentas y la gestión.

MÁRQUEZ, EN EL CONSEJO RECTOR

 

JUBILACIÓN. José Márquez pasa al consejo rector de Caja Rural. Fue nombrado interventor de cuentas suplente. El director Comercial ha sido uno los nexos de unión más fuertes de Caja Rural con la sociedad. Ha pasado 48 años en la empresa. Trabajó en diferentes sucursales y también en París. Desde 1985 hasta ahora fue director Comercial. Juan Gallego, actual director de Oficinas, asumirá sus funciones.

 

Fuente: Diario Jaén